Día 4: Guía para organizar tu estudio con Habibi

El estudio puede ser uno de los lugares más difíciles de organizar ya que allí van a parar todo tipo de papeles, cómo facturas, ese cupón de descuento con el que prometimos íbamos a ahorrar para la casa pero ya venció, periódicos, revistas, el recibo de la administración, exámenes médicos, clips, lápices, borradores, 2 o 3 portavasos y algunas veces hasta los vasos, un mouse viejo o 200 cables que no sabemos de qué son y si todavía funcionan… y así, una cantidad de cosas que si seguimos con la lista nunca vamos a acabar.

El punto es que el lugar de trabajo es un lugar que puede parecer muy difícil de ordenar, incluso puede que lo esquivemos varias veces antes de empezar, pero la realidad es que mientras más rápido empecemos, más felices nos vamos a sentir en un tiempo más corto. ¿Me entendieron?

Así que una vez más ¡saquen sus cajitas, quiten todo lo que hay sobre el escritorio, en los cajones y en las repisas que puedan tener y comencemos!

Primero salgamos de la parte más tediosa para luego divertirnos decorando!

  1. Basura y reciclaje: Recicla todos aquellos papeles que puedas tirar completos, sobres de papel, volantes y otros papeles que no sean laminados…solo asegúrate de quitarles los ganchos metálicos y sepáralos en el reciclaje. Rompe aquellos papeles que por obvias razones debes romper, y si tienes compostera tíralos ahí, ¡es una gran opción para que esa información desaparezca! Lo que definitivamente no puedas reciclar bótalo pero primero asegúrate de pensar si le puedes dar un segundo uso, cómo por ejemplo a un sobre.
  1. Todo lo que necesite una acción: Ésta categoría es para cualquier cosa que deba hacerse, como pagar facturas pendientes, un contacto que debes guardar en tu celular, una nota importante que debes pasar a tu agenda o a tu calendario, un post-it de algo que ya hiciste y en general cualquier papel que esté volando pero del que realmente puedes deshacerte en un instante con una acción.
  1. En el corto plazo: Ésto incluye cupones de descuento que vas usar o cualquier otra cosa que desees consultar en un futuro próximo. Dáles un hogar donde los veas y los recuerdes, puedes pegarlos en un corcho o guardarlos en una canasta, bandeja o en un clasificador de papeles, lo más importante es que los revises periódicamente y si no los usas, al reciclaje!
  1. A largo plazo: Todo lo que necesites conservar porque es muy importante lo debes tener un lugar permanente (e idealmente, a prueba de inundaciones, incendios o cualquier otra fuerza de la naturaleza) como documentos de identificación, exámenes médicos, certificados, y demás documentos importantes. Si es necesario puedes escanearlos y guardarlos en la nube y si quieres guardar una copia física hazlo en una o varias carpetas marcadas y organizadas.
  1. Lectura de ocio: Estos incluyen catálogos, revistas y artículos que estamos seguros vamos a leer, en ese caso debemos dejarlos donde estemos seguros que así será, como justo al lado del sofá o en la mesita del café.

Luego de organizar toda la papelería viene la parte divertida: después de limpiar los cajones, repisas y el escritorio vamos a reubicar todas las cosas, devolviendo lo que no pertenece a su lugar y eligiendo recipientes que tenemos en casa cómo tarros de vidrio para los lápices y cajitas para los clips, borradores, cosedora…

Las plantas, no pueden faltar en tu estudio. Para escoger las ideales todo depende de la cantidad de luz natural del lugar. Si tienes una repisa, te recomendamos  plantas colgantes como un Cordatum o Miami. Si no la tienes, uno de nuestros macramés te ayudará a tener esa cascada verde frente a tus ojos. Una Orquídea Baby, la Pachira que es el árbol del dinero y hasta una Dracaena de piso complementará perfectamente el espacio! A nosotras nos gusta hacer pausas activas durante el tiempo de trabajo, y amamos deternos a ver cómo las plantas de nuestro home office van sacando hojitas nuevas y a revisar cómo están de agua.

Un estudio realizado en la Universidad de Exeter en el Reino Unido encontró que las plantas de interior pueden mejorar la concentración, la productividad y el bienestar de las personas en un 47%. También descubrieron que las plantas pueden aumentar la memoria hasta en un 20%. Interesante, ¿cierto?

Siempre, siempre, siempre, prendemos una velita de verbena durante nuestras horas de trabajo en el estudio. Y para las reuniones importantes usamos aceites esenciales (el de Brain Power es nuestro favorito). Aplícalo en las palmas de tu mano, frótalas, cierra los ojos y deja que su olor te recargue de energía que te ayudará a concentrarte.

Espera mañana el post para organizar con nosotras el baño.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s