Día 6: Guía para organizar tu cocina con Habibi

La cocina puede ser un agujero negro para el almacenamiento, porque sentimos que todo es necesario. Cuando se trata de herramientas, vasos y recipientes para almacenar alimentos, ninguna cantidad parece suficiente, y en tu mente probablemente tengas un uso para todo. Incluso las cosas que usas una vez al año, como el descorazonador de manzanas que solo usas para hacer una o dos recetas en todo el año, pueden tener un valor emocional muy importante para ti. Si no lo has usado en el último año, NO lo necesitas.

Pero cómo acá estamos es para ayudarte a ordenar, todo lo anterior aplica “hasta donde llegue tu espacio de almacenamiento”.

Así que si tienes dificultad para encontrar esa espátula que usas a diario pero que siempre queda atrapada bajo 7 pinzas para ensalada ¡te tenemos la solución!

Saca tus cajas y manos a la obra

  1. Lo primero como ya sabemos es identificar los lugares dónde vas a ordenar, así que revisa uno por uno:
    – Los cajones
    – estanterías
    – el mesón de la cocina
    – sobre la nevera o cualquier lugar en el que almacenes cosas de cocina. La nevera y la despensa son lugares que organizaremos otro día, por ahora nos vamos a concentrar en la cocina cómo tal.
  1. Lo segundo es saber qué buscar para organizar, reubicar o reciclar:

Aquí el truco será organizar las cosas dependiendo de qué tan seguido las uses. Guarda en un mismo lugar las cosas que uses diariamente como el cuchillo del pan, el pelapapas, etc. Y aparte ve guardando lo que usas esporádicamente como la wafflera, el corta-pizzas y el saca corchos.

– Busca cualquier cosa que pertenezca a otra habitación
– Tazas, platos y cualquier otro ítem de tu vajilla que esté roto
– Herramientas de cocina que nunca usas o que tienes demasiadas repetidas
– Electrodomésticos que usas con poca frecuencia y que probablemente tienen una técnica alternativa o que puedes pedir pedir prestado 1 o 2 veces al año.
– Bandejas para hornear, sartenes, ollas y tablas de cortar que están intactas. ¿Qué tal si las usas y regalas las más viejas?
– Artículos navideñas o de Halloween para servir que no usaste la última vez… ustedes entienden. Sepáralas en un compartimento aparte del resto.
– Busca si tienes más de 2 destapadores de botellas o vino
– Si tienes 5 jarras pero solo usas 2 
– Envases de plástico viejos y manchados 
– Recetas y menús que dejaste pegados en tu nevera y ya ni se leen… o que tal los 200 imanes que has recolectado a través de los años.
– Finalmente libros de cocina… se sincera y acepta que siempre cocinas lo mismo, o acepta que si eres chef profesional siempre recurres a Pinterest.

Ahora limpia todas las superficies y vuelve a acomodar todo en su sitio. (Para esto es ideal el jabón antibacterial y desengrasante multiusos ecológico con olor a eucalipto y hierbabuena que sirve para limpiar cualquier tipo de superficie)

Bonus tip: mientras menos cosas tengas a la vista más espacio vas a tener y la experiencia de cocinar será aún más desestresante. Lo que sí te recomendamos tener a la vista es nuestro jabón de platos ecológico que, además de tener un empaque hermoso, es amigable con el medio ambiente, y tener plantas, muchas plantas… y si son nuestros kits de microvegetales aún mejor, ya que los microvegetales están llenos de sabor y nutrientes para hacer cualquier preparación aún más deliciosa, además no ocupan mucho espacio y no necesitan sol!

Si llegaste hasta acá te queremos felicitar, toma unos momentos para ver cómo están tus espacios y siente la nueva energía que tiene tu casa. Para que este esfuerzo dure debes intentar convertirlo en un hábito ¿Cómo puedes hacerlo? El truco está en todos los días destinar 5 minutos para devolver todo a su lugar. Te toma solo unos segundos ordenar los cojines de sala, meter las sillas del comedor, y tirar la ropa en la canasta de ropa sucia. Todo esto hará la diferencia.

Al principio del ejercicio te pedimos que separaras todo en cajas con los items para donar, otra para poner lo que ibas a reciclar y otra para lo que no estabas seguro si conservar o dejar ir.

Así que vuelve a revisar la caja de lo que no estabas seguro al principio del ejercicio y guarda solo aquello que le va a agregar valor a tus espacios limpios y ordenados. El resto dónalo o recíclalo.

Ahora cuéntanos ¿cómo te sientes después de haber completado el reto?

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s